Lionel Messi es uno de los deportistas más asediados en todo el mundo. En cualquier lugar que se presente, siempre habrá decenas de seguidores que intentarán conseguir un autógrafo o fotografía con el argentino a costa de lo que sea.

Pero en esta ocasión, el jugador del Barcelona intercambió papeles y fue él quien le solicitó a alguien muy especial le firmara una camiseta de Argentina.

Messi se topó en la ciudad deportiva de su club con Santiago Lange, regatista argentino y quien se convirtió en uno de los grandes protagonistas en los pasados juegos olímpicos, ya que con 54 años de edad logró hacerse de la medalla de oro en la clase Nacra 17, luego de superar el cáncer que le dejó un solo pulmón.